Arequipa y los Cóndores del cañón del Colca

Trip Start Mar 24, 2011
1
16
29
Trip End Jun 30, 2012


Loading Map
Map your own trip!
Map Options
Show trip route
Hide lines
shadow

Flag of Peru  , Arequipa,
Tuesday, May 17, 2011

Después de sobrevolar las líneas de Nasca lo primero que hice fue ir a comprar un tiquete de bus que me llevara a Arequipa. En la empresa Ormeño encontré uno por 50 soles y salía hasta las 4 de la tarde. Cruz del Sur tenía una salida a la una de la tarde pero me costaba cerca de 70 soles. Esta vez decidí esperar hasta las 4.

Seme hizo eterna la espera. Como no había dormido bien en el bus en la madrugada anterior y después del inconveniente de las 4 de la madrugada, estaba agotado y con mucho sueño. En la estación de la empresa Ormeño, junté un par de sillas y me recosté, quedando profundo por las siguientes dos horas.

El pueblo de Nasca es espantoso, lo único que hay que hacer allá son las visitas a los sitios arqueológicos, que eso si hay muchos, pero el pueblo para nada es acogedor. Así que a las 4 pm me embarqué rumbo a Arequipa. La paranoia me perseguía. En el segundo piso del bus, en la parte trasera vi una bolsa abandonada debajo de un asiento. Traté de ignorarla pero mil imágenes cruzaron por mi cabeza, entre ellas que podía ser una bolsa bomba dejada por algún extremista o un cargamento de droga, el caso es que me tocó ir a buscar a la azafata de tierra (no sé cómo se podrá llamar ese cargo) para que se la llevará. Resultó ser obviamente solo basura.

Diez horas después habíamos llegado a Arequipa. Nuevamente la madrugada me recibía en una ciudad que no conocía. Un taxista me llevó por cinco soles a buscar un hostal en el centro histórico. Logré negociar uno por 15 soles desde las 3am hasta las 11am y la segunda noche a 25 soles. Claro que al día siguiente se querían hacer los peruanos con el acuerdo, que debía 50 soles y que tenían la prueba de que no había habido ningún acuerdo. Me mostraron un libro de registro de huéspedes donde claramente se veía un 15 en donde el uno estaba repisado con un dos. Me negué a pagar los cincuenta soles y únicamente cancelé lo acordado.

Arequipa tiene la plaza de armas más hermosa que he visto, no hay una que tenga tantos elementos arquitectónicos, colores y naturaleza, todos compaginados en un solo marco, una perfecta fotografía. La rodean, como es usual, la catedral, el edificio municipal y la alcaldía, todos de una exquisita arquitectura. Pero si de arquitectura se refiere, la catedral se lleva todas las admiraciones. De estilo barroco, con sus imponentes torres que se alzan a cada costado y un par de arcos en las calles aledañas que conducen a la plaza, hacen de este escenario un lugar especial. En el centro la fuente más hermosa que he visto. De ella brota agua cristalina que con el color del fondo de la fuente, engaña a simple vista coloreándola de un hermoso verde esmeralda. Terminan de adornar el paisaje un conjunto de palmeras que rodean la plaza y en el fondo, detrás de la catedral, se alza el Misti, una hermosa montaña cónica adornada de un pico nevado.

Las casas y construcciones del centro histórico, estilo colonial por supuesto, en su mayoría son de color blanco, aunque se encuentran una que otra fachada con colores vivos que rompen el esquema y le dan vida al paisaje. Arequipa una ciudad muy conservadora y económicamente activa, al igual que Cuenca en Ecuador, es una ciudad autosuficiente e incluso en el promedio de recaudo nacional, termina subsidiando a otras regiones del Perú. Su idiosincrasia y estilo de vida la hacen un lugar muy distinto al resto del país, por eso no es raro escuchar voces que dicen que proclaman una independencia del Perú y convertirse en una nación independiente.

A parte de la hermosa ciudad, el mayor atractivo turístico de Arequipa es visitar el cañón del Colca y observar el vuelo de los Cóndores. Numerosas agencias de turismo ofrecen el viaje que se puede realizar en un solo día con salida a las 3am, o en dos días con una estadía en la población de Chivay a 3800 msnm o por último, un viaje de 3 o 4 días donde se realiza una caminata ecológica por el cañón y los más aventureros pueden atravesar uno de los numerosos nevados que rodean al cañón.

También se puede hacer el recorrido un poco más guerrero, tomando un bus que por 10 soles te lleva a Chivay, se pasa la noche en un hostal de 10 soles la noche, en la mañana se toma un combi que por 3 soles te deja en la cruz del Cóndor que es el mirador. Se debe pagar la entrada al parque que es de 35 soles, más dos almuerzos y un desayuno que en promedio se consiguen a 4 soles, es decir el paseo sale más o menos en 83 soles por persona. Eso sí, se debe estar en el mirador entre 8 y 9:30 de la mañana, horas en las que los Cóndores aprovechan la temperatura de las corrientes de aire de la mañana para planear.

La siguiente opción en costo es contratar un tour por 55 soles en donde se incluyen los transportes de Arequipa a Chivay y de Chivay al mirador, al igual que el transporte de regreso. Incluye el hostal y el desayuno en el mismo. Lo que no incluye son las demás comidas y la entrada al parque de 35 soles. Es decir sale en promedio en 100 soles, claro está sí se come barato. También incluye el guía y hace varias paradas en otros miradores para ver los glaciares a 4000 msnm, una parada para observar las Vicuñas, animal nacional del Perú y otros pueblos que están en el camino. Estas agencias obviamente tienen convenios con restaurantes en donde el plato cuesta mínimo 20 soles, pero es opcional naturalmente, yo salí a recorrer el pueblo y encontré menús (corrientaso) de 4 soles. Ésta opción no es para nada mala, por 20soles más te olvidas del transporte y el alojamiento, además que siempre es mejor contar con guía, por supuesto si además deber paisajes se desea aprender.

En el camino de Chivay al cañón del Colca se observan paisajes increíbles por su belleza, por su extensión o por su historia. Hay un mirador desde donde se aprecian cientos de terrazas construidas por culturas pre-Incas para el cultivo de tubérculos, en su mayoría papa de las cuales en el periodo Inca lograron producir más de 5000 especies distintas. De hecho Colca es una palabra Quechua que traduce algo así como almacén o alacena, en esta región se cultivaba comida para gran parte del imperio Inca.

Más adelante y como máxima atracción es el mirador de la cruz del Cóndor. Decenas de turistas se agrupan en el mirador. Todos expectantes, atentos. Con sus cámaras algunos apuntan al cañón, otros al firmamento. De repente, un único Cóndor se deja caer desde un desfiladero del cañón, planea y se eleva majestuoso. Un WWooowwww en stereo retumba como eco, la admiración, sonrisa y la cara de estúpido con la boca abierta es inevitable.

En medio de las ráfagas de fotos de cientos de turistas apuntando a la increíble ave, se escucha entre la multitud: Over there!!. El firmamento se ve adornado con dos Cóndores más, seguidos de otros dos y luego otro más. Seis majestuosas aves sobrevuelan el mirador mientras todos los seguimos con la mirada y nuestras cámaras por su puesto. Es un espectáculo indescriptible, tanta belleza, tanta libertad, los caprichos de la naturaleza y nosotros como testigos.   

Después de conocer un poco más de la cultura indígena del Perú, pre-Inca e Inca no es de sorprender que sus construcciones aún funcionen perfectamente, como las terrazas (escalones de tierra moldeados con piedra en los cuales se generan microclimas que contrarrestan las heladas o las sequías) que aún son cultivadas por los campesinos de la región, o los acueductos de los Nasca que aún irrigan el desierto y permite su cultivo, o que más ejemplo que los canales y la estructura antisísmica de Machupichu que después de repetidos terremotos que han destruido no sé cuantas ciudades peruanas y esta legendaria construcción permanece en pie, imponente, con mínimas afectaciones. Y a pesar de esto tenemos el descaro, la desfachatez y la cara dura para reírnos, burlarnos y menos preciar a nuestros indígenas, solo porque no tiene Internet o un Black Berry alias el Bebé, o visten Levi's o se perfuman con Christian Dior, supuestamente porque somos la "civilización". Al acercarte un poco más, quitarte el velo de ignorancia que nos posee y sacarte tanta arrogancia es muy obvio que los civilizados fueron nuestros indígenas, quienes lograron una perfecta armonía con la naturaleza, no la dañaron ni la agredieron, a su vez la entendieron y la respetaron y con su ayuda lograron avances que hoy en día asombran y minimizan a cualquier ingeniero.
Slideshow Report as Spam

Use this image in your site

Copy and paste this html: