Lejana Helsinki

Trip Start Sep 23, 1998
1
63
134
Trip End Nov 20, 1998


Loading Map
Map your own trip!
Map Options
Show trip route
Hide lines
shadow

Flag of Finland  , Southern Finland,
Monday, October 19, 1998

Esto fue una sorpresa! No había pensado jamás que iba a poder llegar aquí, que iba a estar mirando las frías aguas del Báltico tan al norte. Todo eso cruzaba mi mente mientras desde una pasarela del barco contemplaba las maniobras de atraque en el puerto finés en una mañana despejada pero ventosa y fresca. Luego me enteré que estaba haciendo ya 4 grados bajo cero!


Descendí del barco e hice migraciones junto a un grupo de europeos del Este (en su mayoría estonios y letones). A ellos los demoraron bastante e hicieron varias preguntas, en esa época aún eran los "hermanos pobres" no comunitarios, pero a mí me hicieron pasar sin decirme nada. Creo que la imagen de un argentino ingresando por barco no era muy común.


Había quedado con Jari que él me pasaría a buscar por el puerto a las 8:30 pero yo recién terminé los trámites migratorios 8:40, por lo cual me senté a esperarlo aún acompañado por el otro argentino que había conocido anoche. Finalmente apareció como una hora más tarde y lo reconocí inmediatamente (él llevaba una hoja con mis iniciales por las dudas); qué alegría enorme fue conocerlo personalmente luego de chatear con él por más de 2 años y medio! Nos fundimos en un abrazo y me despedí del argentino, al que Jari orientó sobre cómo llegar al centro de la ciudad para encontrar un albergue. Fuimos caminando hasta su auto, un Opel, y cuando me subí una de las primeras cosas que me llamó la atención fue que el asiento estaba caliente! Me contó, quizás un poco sorprendido, que los asuntos tenían calefacción. De cuán lejos venía! Le entregué sus cervezas y estaba muy feliz porque me explicó que comprarlas en el duty free shop del barco era un 50% más barato que hacerlo en los comercios y que justo era la marca que él quería. Se ofreció a pagarmelas pero rehusé, eran mi atención hacia él por su cordialidad de alojarme.


Lo primero que hicimos fue ir hasta su casa, un complejo de edificios ubicado en las afueras de Helsinki y rodeado por un bosque, en donde dejé mi equipaje. Luego fuimos hacia un centro comercial, que según por lo que Jari me comentó era el más grande de Europa. Era gigantezco y tenía la peculiaridad que tenía muchas áreas al aire libre. Allí nos encontramos con la pareja de Jari, Kirsi, y compramos en el supermercado carne de Reno: un manjar en honor a su huesped y que disfrutamos a la noche con mucho gusto.


Luego de comer algo en el centro comercial nos fuimos a recorrer la ciudad y sus alrededores. Jari me sirvió de guía turístico y me contó de los principales edificios y sus características arquitectónicas. Finlandia había pertenecido históricamente a Suecia, por ello el sueco aún seguía siendo idioma oficial aunque muy poca gente lo hablara frecuentemente, pero a principios del siglo XIX había pasado a manos rusas (situación en la que permaneció por un siglo aproximadamente). Ese cambio de dominación había dejado sus huellas en la construcción y se podían ver reflejadas claramente en el contraste entre ambas escuelas de arquitectura. Recuerdo que me llamaba la atención constantemente la cantidad de árboles que había por doquier.


Por la noche fuimos a cenar a la casa (mejor dicho apartamento) de su pareja. Ella fue muy gentil en lavarme la ropa y cenamos el Reno con una salsa agridulce de bayas silvestres, estuvo todo muy rico! Pasamos una velada muy agradable y tipo 10 de la noche regresamos a la casa de Jari para pasar la noche. Él se ofreció a dormir en el piso, pero yo rehusé dado que tenía problemas en su espalda y era mejor que él durmiera en la cama. Compartimos las fotos de mi viaje, inclusive pude scannear varias y enviarlas por correo electrónico a la familia y amigos. De hecho pude conversar con varios por Internet en el chat, dado que la diferencia horaria era favorable.
Report as Spam

Use this image in your site

Copy and paste this html: