Fábrica de Porcelana

Trip Start Sep 01, 2012
1
25
49
Trip End Mar 04, 2014


Loading Map
Map your own trip!
Map Options
Show trip route
Hide lines
shadow

Flag of Germany  , Saxony,
Sunday, November 18, 2012

Algo que no podíamos dejar de conocer es la mundialmente conocida fábrica de porcelana de Meissen.

Para darles una idea... una tacita de té, hecha de porcelana de Meissen, puede costar entre 100 y 200 euros. Si, si como deben estar pensando: plata tirada al pedo jaja. Pero bueno le dicen el oro blanco y claro con esos precios sí que lo es. (Igual tranquilos para la gente pobre se pueden comprar piezas de porcelana rotas y un poco deformes y se paga un poquito menos jaja)

La visita empezó obviamente por la fábrica de porcelana. Realmente quedé sorprendido, porque la fábrica es estatal y realmente es alucinante como tienen todo organizado y lo bien que todo funciona. El tour te lleva por la manufactura del proceso de producción y al final por un museos de como tres pisos que logra hacerte sentir pobre.

El tema de la porcelana nació cerca del 1700 cuando los europeos estaban tan locos con la porcelana china que gastaban sumas exorbitantes para comprarlas, Acá en Alemania se juntaron unos cuantos físicos y químicos famosos y buscaron obtener la receta secreta de la porcelana. Fue así que medio por casualidad lograron su objetivo y por supuesto abrieron su fábrica, que tenía tan buena calidad que se comparaba muy bien con la porcelana china.

El proceso y la forma de hacer la porcelana es sorprendente. Como le dan la forma, la tallan y la pintan manualmente es realmente obra de artesanos.

Lo que más me llamó la atención es que los colores cambian con la cocción final, por tanto los pintores tienen que combinar colores sabiendo que cambian totalmente (ejemplo, el verde opaco, cambia a azul brillante). Nos contaron en el museo que la variedad de colores es casi interminable y que usan todos colores naturales hechos por ellos mismos, eso da su sello de calidad.

Realmente en el museo pudimos apreciar la diferencia entre verdadera porcelana e imitaciones. Es totalmente diferente una cosa a la otra. La porcelana de Meissen es muy brillante y las pinturas parecen hechas por una máquina de tan prolijas que son; los colores son también brillantes y las piezas están todas muy bien terminadas.

Después de visitar la fábrica, fuimos a conocer la ciudad que realmente es muy linda. Casi una Praga chiquita, porque tiene ese tipo de calles adoquinadas en subida típicas.

Lo más loco que nos pasó fue que en la guía leímos sobre un postre que se llamaba "Fummel" típico de Meissen que solo lo vende una panadería de la ciudad. Cuando lo vimos en la vidriera era como un pan gigante (como inflado) y no muy cocinado,tirando a blanco. Como vimos que salía solo 2,5 euros, quisimos comprar uno. Cuando le pregunté a la vendedora que tenía adentro, ella riéndose contestó: "nichts" osea: NADA! y básicamente no tiene nada jajaja. Es una masa muy finita que se infla y queda totalmente vacía al medio. Aprendimos que lo hacían para que los que llevaban el correo del rey no se pusieran borrachos. Osea tenían que llevar las cartas y esa masa inflada intacta, y eso significaba que no se habían quedado en algún bar a tomar jaja, muy loco.
 
Slideshow Report as Spam

Use this image in your site

Copy and paste this html: