Posicionando la Casa y Movimientos de Suelo

Trip Start Feb 24, 2012
1
6
14
Trip End Ongoing


Loading Map
Map your own trip!
Map Options
Show trip route
Hide lines
shadow

Flag of Argentina  , Patagonia,
Thursday, August 23, 2012

Toda casita necesita de un suelo plano y firme en donde basar sus fundaciones, y más aún en zonas como esta cuya composición es en su mayoría de origen volcánica; por ende inestable. En este post vamos a contarles en que consistió nuestro movimiento de suelo, junto con algunas cuestiones a tener en cuenta para sacar el máximo provecho a esta etapa tan importante. Con el fin de que les sea más fácil seguirnos, dividimos el proceso en 4 sub-etapas: ubicación de la casa en el terreno, definición del perímetro a emparejar, movimiento de suelo con máquina y por último compactación con máquina.

La fase de ubicación fue clave porque nos permitió definir el área que necesitábamos emparejar. Esta fase no es algo que pueda definirse de un día para el otro, de hecho debería estar presente durante toda la etapa de proyecto. Como nuestra casa fue diseñada con principios bioclimáticos, los factores condicionantes para posicionarla fueron el sol al norte y este, el viento y las lluvias al oeste y el frío al sur. Estos condicionamientos los encaramos de entrada mediante un jardín de invierno y ventanales al norte para captar la mayor cantidad de energía solar; disminuyendo el área expuesta al oeste para aplacar el impacto de viento y lluvias; y minimizando el tamaño de ventanas expuestas al sur para protegernos de los fríos invernales. Teniendo estos conceptos bien en claro solo nos faltaba cerrar la posición real en el terreno. Finalmente contemplando vistas, retiros con vecinos y otros temas menores pudimos dar con "el" lugar de implantación, y junto con Guido el constructor clavamos la primer estaca central de las casita!! Con Viole hasta nos subimos a una escalera desde diferentes puntos para simular las vistas que tendríamos desde esas habitaciones, que emoción! Para lograr un posicionamiento todavía más preciso, nos basamos en las líneas solares para conocer el recorrido del sol durante todo el año en estas latitudes. Esto nos ayudó muchísimo porque nos hizo ver que si ubicábamos la casa orientada completamente al norte (como originalmente lo habíamos pensado), la cocina iba a recibir muy pocos rayos de sol durante los días más cortos del año (el 21 de Junio). Para nuestra vida cotidiana la cocina es un ambiente prioritario ya que como muchos sabrán disfrutamos enormemente las incursiones culinarias de todo tipo, de modo que cada rayito de sol que penetre en ese espacio es más que sagrado. Para compensar esa falencia decidimos rotar el eje de la casa 10° al este y de esa forma sacar de la penumbra a la cocina al menos media horita en invierno! Les recomendamos a todos que se consigan una brújula y el mapa solar de su zona, y realicen este pequeño experimento que los va a sorprender. El mapa solar lo pueden obtener de esta página http://www.sunearthtools.com/dp/tools/pos_sun.php.

Una vez que sabemos la ubicación de la casa, delimitamos el área que vamos a emparejar. Siempre es conveniente dejar un margen extra para poder trabajar cómodamente en la etapa de cimientos. Ahora sí, siguiendo con la fase del emparejamiento del terreno propiamente dicho les decimos; hay dos factores que son decisivos en los que no hay que escatimar: la máquina y el maquinista. La máquina tiene que ser lo más pesada posible para lograr una buena compactación y el maquinista hábil, no solo con la pala mecánica, también debe ser muy calculador y con sentido de las dimensiones para administrar cuanto requiere sacar de acá para mandar allá, y que al final quede todo parejo. Cuando el maquinista terminó de emparejar, llegaron dos camiones con ripio para usarlos como capa de compactación y elevación. Con la última capa bien compacta nos aseguramos que el contrapiso de la casa quede bien firme, y a su vez es importante que el nivel final quede unos centímetros más elevado ya que la casa permanece menos vulnerable a los escurrimientos de agua que surgen del propio terreno y de los techos.

Les dejamos un consejo que muy poca gente hace pero que es súper positivo en muchos aspectos: pidan que antes de comenzar a emparejar, remuevan la primera capa de tierra negra (de 10 a 15cm, es el sustrato orgánico) y que se la separen a un lado. Esa tierra luego es perfecta para la huerta y además salvaremos a miles de lombrices e insectos de una muerte “ajustada”.

Hasta el próximo post!
Slideshow Report as Spam

Comments

Pauli prima on

Chicos, buenisimo! me encanta, los sigo felicitando :D me encanta leerlos!!

Pitu on

q momento tan emocionante debe ser participar tan de cerca de la contruccion de la casa propia. se los ve felices! Los felicito chicos!!!

Carlos Gomez Aparicio on

Todo lo que estan haciendo me parece como un cuento de otro tiempo,me encanta ver como estan echando sus raices en su nuevo lugar.
Viole y Zito son admirables.
Abrazo enorme.

Ale on

que grande! yo quiero verlo a Zito con la pala en mano!

gaiamuni
gaiamuni on

Ale, ya capture el momento de la pala!!! te la mando!!! besitos

Add Comment

Use this image in your site

Copy and paste this html: