Viña del Mar

Trip Start Sep 01, 2007
1
5
10
Trip End Sep 08, 2007


Loading Map
Map your own trip!
Map Options
Show trip route
Hide lines
shadow
Where I stayed
Hotel SanMartin

Flag of Chile  ,
Sunday, September 16, 2007

Regresando por el puerto por toda la costanera  unos diez minutos de allí todo se torna un poco más moderno y aquella mezcla de pasado y presente  es marcada por el Reloj de Flores un  inmenso reloj rodeado de jardines con flores multicolores marca la llegada a Viña del Mar y uno de sus símbolos. Tomando la calle principal se  llega  a  La Quinta de Vergara. Al entrar entre aquellos jardines se respiraba paz, tranquilidad, en sus caminos hermosos poemas incrustados que al cantar de los pájaros era un ambiente sublime. Allí entre los árboles se esconde lo que fuera la  residencia del fundador del la cuidad el señor José Francisco Vergara,  un majestuoso edificio con una arquitectura única y preservada de estilo gótico que sutilmente no parece pasarle los años. En medio  de toda esta belleza en el fondo del parque se descubre el anfiteatro uno de los escenarios más importantes de la musica latinoamericana  y sede del Festival de la Canción  de Viña del Mar; donde cada año las nuevas y consagradas figuras de la canción latinoamericana desfilan con su espectáculo ante el exigente jurado y publico chileno.
 Continuando nuestro recorrido y con la ganas de conocer la verdadera Viña del Mar que en la costanera reposa entre modernos edificios y con una infraestructura hotelera excelente y muy atractiva. El primer atractivo es el Hotel del Mar, unos de los hoteles mas antiguos y lujosos de la ciudad, allí también esta el casino municipal, uno de los mayores   atractivos de la ciudad y el sitio preferido de los turistas.  A lo largo de la costanera se extiende  los restaurantes y cafés que adornan aquel mágico lugar.
La tarde empieza a caer y Viña del Mar es el lugar donde  pude apreciar uno de los atardeceres más hermosos de mi vida. El contraste del mar con el sol ocultarse en la inmensidad del horizonte en las aguas frías del  Pacifico. Las olas en su  relajante melodía me despiertan de aquel trance. Al otro extremo el cielo  transparente adorna la noche en la ciudad de Viña del Mar y en el fondo con sus luces parpadeantes se descubre Valparaíso.
 Después de una pequeña siesta donde recuperamos energía, nos dirigimos a la Ramada. Las Ramadas son ferias o verbenas, las cuales se instalan en varias partes de la ciudad durante la celebración de las fiestas patrias. Las  cuales reúne a los chilenos en medio de Anticuchos, que es en pocas palabras un pincho o chuzo con carne de res, pollo y  chorizo. Como bebida se puede probar Cola de Mono  que es una mezcla de  café, aguardiente y leche y es preparado caseramente, la chicha a base de caña de azúcar  y el tradicional y típico Pisco Sour el cual se disputan su origen los chilenos y peruanos.  En la Ramada muchos se visten con  sus  trajes típicos, hay fondas donde ofrecen todo el show completo con  cena,  orquestas típicas, bailarines y además una feria artesanal. Es sin dudar a dudas una verdadera fiesta patria.   
Llegaba un nuevo día en Viña del Mar y muy temprano nos levantamos para seguir descubriendo aquel paraíso. Desde nuestra ventana se apreciaba el muelle de Vergara, el cual quisimos descubrir y llegar hasta allí camino sobre la playa. Desde muy temprano los artistas de las esculturas de arenas esta retocando sus obras de arte y preparándose para un nuevo día. Un día claro y resplandeciente, gente caminando, haciendo deportes y disfrutando de la mañana, a pesar que hacia frío. El muelle de Vergara es una construcción antigua y emblema de la ciudad. A pocos pasos de allí también  había una feria artesanal al aire libre en la cual muchos de sus kioscos ya estaban abiertos. Conducimos hasta Concon donde se puede apreciar un paisaje más natural y sorprendentes de los riscos y peñascos conjugando con el mar. Después de recorrer la ciudad de nuevo por última vez comenzamos nuestro regreso a Santiago. En nuestro camino hicimos un alto en el valle de Colchagua, donde esta localizada la famosa Ruta del Vino, este valle produce una de las mejores cepas del mundo y por lo tanto allí reúne una gran cantidad de viñeros  como Concha y Toro Santa Rita y Undurraga entre otros y donde ofrecen al visitante un recorrido por la elaboración de vino desde su siembra hasta llevarlo a la mesa. Después de disfrutar este lugar tomamos de nuevo nuestro camino recorrido a Santiago, donde los Andes parecían una gran pared blanca pintada por la nieve que cada vez teníamos mas cerca. Recorrimos las calles desde el centro de Santiago que nos mostraba la forma como su gente disfrutaba ese domingo en el parque, en las aceras y  en los centros comerciales. Chile como las principales ciudades latinoamericanas  muestra la diversidad de su gente y clases sociales que se marcan sin tener que poner letreros para darse cuenta que aun existe una desigualdad social en cada rincón de América Latina. Los santiagueños acostumbran cenar después de las 9 PM pero para nosotros era demasiado tarde y decidimos cenar a la 7:30 PM. Era una buena oportunidad para disfrutar de una parrilla chilena y degustar el vino más famoso de Suramérica. El frío intenso  que rodeaba a Santiago aquella noche  calaba nuestros huesos.
 
 
Slideshow Report as Spam

Use this image in your site

Copy and paste this html: