Refrescate

Trip Start Sep 02, 2010
1
2
23
Trip End Sep 25, 2010


Loading Map
Map your own trip!
Map Options
Show trip route
Hide lines
shadow
Where I stayed
ATL

Flag of United States  , Georgia
Friday, September 3, 2010

Viajar en avión es una experiencia muy particular, es algo sensacional en lo que se refiere a ingeniería y al lugar donde te bajás. Pero si no sacaste el boleto de first class, olvidate de que tus piernas y tu columna vertebral formen un ángulo símil llano. La mayoría de la gente (digamos, todo el avión excepto yo) se duerme plácidamente. Yo, de quisquilloso que soy para dormir, no pego un ojo en todo el vuelo. Es una especie de supervivencia que empieza en el momento que te sirven la cena (más o menos cuando ya despegaste y el avión no está inclinado) y el momento que te sirven el desayuno (en este caso fue más o menos una hora antes de aterrizar). De eso se trató y se va a tratar viajar en un vuelo nocturno para mí, podríamos decir que tengo mi propio jet lag, por más de que sólo tuve que atrasar el reloj una hora, acá en Atlanta. 
Tardamos bastante en despegar, exactamente con media hora de atraso, gracias al hermoso día que Buenos Aires nos presentó. Al lado mío me tocó una persona con pinta mezcla entre un remisero de barrio y un actor que siempre hace de malo. Ninguna de mis hipótesis sobre mi compañero de fila (o filita, eran dos asientos, el y yo) contemplaba que el era American. Y así lo era, durmió en todo el viaje y no era una persona pasable por arriba, por lo que las excursiones al baño fueron muy limitadas. 
El vuelo fue bastante turbulento realmente, durante la cena tuvieron que suspender el servicio y sentarse todos porque el avión se zarandeaba bastante, y es ahí donde el alfajorcito de dulce de leche que teníamos de postre podía terminar tranquilamente al pesto. Si podés cenar tranquilo en un avión sin que se te caiga nada, podés tranquilamente desayunar mate y tortas fritas en el 28, y viceversa, eso no cabe duda. La bandeja de la cena constó de una bandejita de lechuga y tomate, un pedazo grande de pan, una bandeja de mostacholes preparados con una salsa que no tenía tomate y la verdad caían bastante pesados. Ahora en el próximo vuelo ya lo sabemos, pasta no es una opción. Las películas eran bastante buenas, solo me enganché a ver una. Y cuando me quería dar cuenta, ya habíamos atravesado todo el territorio argentino y todo el boliviano, estabamos sobre el Amazonas. Y fue allí donde haber elegido asiento de ventana dio sus frutos: hacia arriba, cielo estrellado, hacia abajo (y hacia el costado), relámpagos que iluminan todo como si fuesen el mismísimo sol. Presencié una tormenta amazónica desde arriba, realmente fantástico
El resto del tiempo, al ser de noche y estar nublado, no se vió casi nada. La otra joyita de la noche se dio unos cientos de kilómetros más adelante, la luna (no llena, pero que me recordaba mucho a la sonrisa del Alto Palermo) reflejada sobre el Mar Caribe. Por suerte ese tramo del vuelo tuvimos cielo despejado. Luego fue ver las lucecitas de La Española (la isla que comparten Haití y República Dominicana). Después llegó Cuba, que era más ancha de lo que esperaba, y luego ya estaba allí, el mapa, y las luces de autopistas y ciudades encadenadas por la costa indicaban que estabamos sobrevolando Florida. Miami, Orlando, Jacksonville, los nombrecitos iban ilustrando el mapa, una forma de saber mejor qué era esa maraña de luces que se veía abajo. Nos repartieron entonces unas toallitas para limpiarnos las manos y la cara. Refresh Yourself, decía el paquete, como se ve en la foto. Y si... Había que refrescar un poco la mente...
Como bienvenida al espacio aéreo de the land of the free, comenzaron a servir el desayuno. Café con 3 medialunas? Nunca tan lejos. Bien al estilo local, mi desayuno constó de: un sandwich de contenido desconocido (hasta ahora, estaba rico, pero no para desayunar jaja), un vaso de jugo de naranja, un vaso de café con leche y una banana. Sí, nos dieron una banana a cada uno, como para compensar ese sandwich no? Esta vez me avivé y le saqué una foto a la bandeja
Pasado el desayuno, aterrizamos en Atlanta. Un aterrizaje re tranquilo, sin problemas, muy suave. 
Entré a EEUU? No. Ahora venía la hora de la verdad.
Al llegar me encontré con una cola zigzagueante de aproximadamente 40 minutos de largo. Había llegado junto a nuestro avión uno procedente de Nigeria, y estabamos todos amontonados ahí, a las 6 y media de la mañana, hora que atienden pocas cabinas de inmigración. 
Luego de la espera, hice los papeles con el agente. Para mi sorpresa, no me dijo "pasá", sino que me dijo "la entrevista va a continuar en otra parte, sí?". Puso mis dos pasaportes y mis papeles en una carpeta amarilla y me mandó a una puerta rotulada con red and yellow folders. Al entrar, había un mostrador, 4 oficiales, y personas sentadas con cara de preocupadas. Yo estaba tranquilo, no tenía nada que les diera una chance de que me manden de vuelta. En uno de los mostradores, una mujer nigeriana discutía fuertemente con el oficial, porque ella era inconsistente en sus declaraciones y aún así quería entrar (para mí, que no pasó). Me llamaron "míster fergnandes". Me presenté muy tranquilo, y al agente hasta diría que le copó mi idea de ir a estudiar ruso a Rusia. Me selló la entrada y su compañero (el que me había recibido) me dijo "cuando vuelvas a hacer migraciones, poné cuidadosamente los 4 dedos en el lector, que te mandaron acá porque las lecturas salieron turbias". Me reí de mi propia torpeza con ellos, me desearon mucha suerte y me fui. Ahora sí. Estaba adentro. Pasar la mochila por el control fue una pavada, más dificil fue sacarse las zapatillas, el cinturón y la campera. 
Y acá estamos con mi compañero Cristian, haciendo tiempo. El se la jugó y trajo mate y alfajores. Y acá estamos, en Atlanta, tomando unos mates. Mejor imposible. Todavía quedan muchas horas de espera, se viene otro vuelo nocturno, esta vez a Moscú. Desde allí será tomar el tren (nocturno también) a Belgorod, para llegar el domingo a la mañana. Creo que hasta ese entonces no voy a poder escribir, así que nos vemos allá!

Saludos!

Slideshow Report as Spam

Comments

Sabri on

Que raro vos haciendo lío con el lector! jajaja =)
Me alegro de que el vuelo haya sido tranquilo! Espero que tengas fotos del vuelo, aunque de noche no deben de haber salido muy bien...
La comida un desastre! Ahora tenes suficiente tiempo para comer algo!
Acá el día sigue horrible!
Buen viaje mi amor! Cuidate! =)

Sabri

Flavio on

El viejo truco de la toallita borradora de huellas !!!

Jorge on

En el lector de 4 dedos se verifico la tranquila transpiracion, con refrescate o sin refrescate, buena experiencia, una mas.

Luzesiitaah ! on

Jajaj,,tenes qe ver las fotos qe te saqo Sabri en el Skype ! =D
Pasala geniial ! Besootees Muy Grandees ! Te qiero muuchoo !

Flavio on

yyyy ???????????
Se terminó el relato???????????

Mariano on

Me hace acordar a la propaganda:
Joel un groso.. un groso groso. Estuiante de meteorologia, habla 3 idiomas distintos.. Groso, pero groso, groso. Pero hace media hora que no sabe si despertar al que tiene al lado o pasarle por arriba.

Un abrazo grande Joe.. Traé mamushcas llenas de chocolate..

Mariano on

Para refrescar acá esta la publicidad:
http://www.youtube.com/watch?v=CIEPuj7oLws

Add Comment

Use this image in your site

Copy and paste this html: