Cap 9. En China no nieva Navidad

Trip Start Oct 14, 2009
1
9
17
Trip End Ongoing


Loading Map
Map your own trip!
Map Options
Show trip route
Hide lines
shadow

Flag of China  , Guangdong,
Thursday, December 24, 2009

Y así como si nada la navidad llegó. Y permitirme que la escriba navidad con minúscula. Porque así es como se ve aquí, minúscula. Supongo que la Navidad la lleva cada uno dentro y la celebra a su manera. Todos estamos de acuerdo en que es una celebración a pesar de que hoy en día a poco a poco pierde sus tintes religiosos, sigue estando muy ligada al cristianismo. Y es aquí donde te preguntas - ¿Por qué leches se empecinan los chinos en celebrar la navidad si aquí no hay cristianismo a penas?-

En China se decora todo tanto o más que en España, claro que luego nadie celebra la noche buena, nadie va a misa, nadie regala a los niños juguetes y ni siquiera saben la historia que sucedió en un portal en Belén. Pero he de reconocer que están a la altura de cualquier devota ciudad que engalana sus calles para dar la bienvenida.

Empecemos por los abetos. En cualquier local que entras un abeto te va a recibir en el umbral de la puerta, rigurosamente decorado con sus luces, bolas y espumillón. Los arboles de la ciudad comienzan a brillar adornados por las luces, papa noeles chinos empiezan a repartir flaiers del Mc Donalds del nuevo Happy Meal. Lo más sorprendente es los grandes tejidos eléctricos que tienden desde los últimos pisos de los edificios más altos de Guangzhou que cubren toda la fachada. La correspondencia en la oficina también es testigo de tarjetas navideñas deseando buenos deseos para el próximo 2010.

Claro que todo era rarísimo. Cuesta meterse en ese ambiente y sentirlo. Sobre todo a una temperatura de 25 grados y sin previsiones de celebrar nada. No había cena de noche buena, no había regalos a quien regalar por papá Noel y tampoco expectativas de visita de los reyes de oriente porque se habían ido a visitar a los niños de occidente y yo estaba justo en la otra dirección. Vamos que no me hacía a la idea de que era Navidad. No iban a tener ningún sentido para mi estas navidades.

Todas estas cuestiones de por qué decoran los chinos todo en estas fechas tiene una explicación muy sencilla. ¿Qué es Navidad? 

Punto número uno, es una estrategia de venta confabulada entre los comercios y Maria Carey con su  "All I want for Christmas is you," lo que nos dice que los chinos son tan extremadamente consumistas como nosotros.

Dos, que la decoración está perfectamente sacada de una película de cine americano porque no hay ni rastro de portales, marías, mulas, niñicos, reyes ni demás pastorcillos lo que nos dice que la única referencia que tienen los chinos de la navidad viene dada por las películas del cine americano.

Y por tercero y último todo lo que signifique occidente para los chinos significa desarrollo, riqueza y prosperidad por eso adoptan costumbres que nada tiene que ver con su cultura como esta navidad o por ejemplo el próximo San Valentín.

Mencionar varias anécdotas que me resultan muy curiosas en un país tan lejano de esta celebración. Por ejemplo a la recepción de la oficina llegaron varias invitaciones de importantes hoteles de la ciudad invitando algún miembro de la Cámara al acto del encendido  del árbol de Navidad del hotel.

Otro acto curioso era ver como en los centros comerciales encontrabas a gente adquiriendo productos para decorar la casa, como pequeñitos arboles de plástico, centros de velas, etc. Y lo realmente sorprendente era ver como perdían tiempo en elegir el maldito arbolito para colocarlo en algún rincón de la casa.

O ver como los jóvenes se hacían fotos con las esculturas de ciervos y muñecos de nieve que colocaban los grandes supermercados a la entrada de sus puertas.

Y ya como curiosidad decir que la fabricación de productos decorativos relacionados con la navidad genera millones y millones de euros que se venden en todo el mundo incluida la propia china. Guangzhou está rodeada de estas fábricas que alternan la fabricación de juguetes con los atrezos navideños. La feria más grande de productos navideños también se celebra aquí en el recinto ferial de Guangzho en pleno verano. ¿Qué paradójico todo no?

24 de diciembre y no sabía cómo iba a celebrar esa noche. No había plan, no había gente ya que todos los españoles estaban o en Tailandia o Filipinas por los  simplemente no era navidad.

Tenía dos amigos en Guangzho, una era Celia y el segundo Gonzalo. Gonzalo se había ido con sus compañeros de trabajo a un balneario porque ni si quera era consciente que era noche buena. Solo quedábamos Celia y yo. Hablamos por la tarde y decidimos que no era día de quedarse en casa por lo que nos fuimos a un bar irlandés y muy ricamente disfrutamos de una cena agradable con mucha gente como nosotros comiendo hamburguesa. Me gusto cenar con ella esa noche. Al cabo de un par de horas y varias cervezas nos fuimos cada uno para su casa a dormir y descansar. Claro que no sin antes tramar un plan para darle las vueltas a las navidades chinas.

Una vez en casa indagué por internet y compre tres billetes de avión para el día siguiente. Celia, Gonzalo y yo íbamos a tener unas calurosas vacaciones navideñas.
Slideshow Report as Spam

Use this image in your site

Copy and paste this html: