Cap 8 En busca de mis aposentos.

Trip Start Oct 14, 2009
1
8
17
Trip End Ongoing


Loading Map
Map your own trip!
Map Options
Show trip route
Hide lines
shadow

Flag of China  , Guangdong,
Thursday, December 3, 2009

Ya llevaba dos semanas en casa de Pedro y no me sentía cómodo. No es porque no me llevara bien con él o porque no me gustara su casa. Sino porque no era la mía. No tenía mi espacio, no tenía mis sabanas, no tenía internet y sobre todo no tenía la nevera llena. Por eso emanaba una necesidad impetuosa de buscar un hogar.

Mmar era nueva becaría que todavía estaba por venir a trabajar en la oficina e iba a compartir piso conmigo. Ya había hablado con ella vía mail cuando todavía estaba en España. Por eso la búsqueda de hogar debía de ser para dos.

Comencé por el barrio de Tian He. Un barrio financiero muy asentado y también lleno de bares, tiendas y restaurantes. Me gustaba bastante por eso. Una gran comodidad para encontrar de todo a cualquier hora. Un poco lejos de la oficina pero con buena calidad de vida. Claro que los pisos ahí estaban un poquito más caros. Algo usados y todos con algún pequeño inconveniente. Que si una habitación extremadamente pequeña, que si no había retrete en el baño más allá de un agujero o habitaciones interiores sin ventana alguna. Así que no acabaron de convencerme. Entre yo solo a lo que supuse que era una inmobiliaria porque que el escaparate estaba lleno de papeles con fotografías de bloques de pisos. Supuse que no eran apartamentos de verano en Benidorm y acerté se trataba de una inmobiliaria que tenía pisos por la zona.

Vivian era la agente que hablaba inglés y me atendió durante varios días. Por lo general en las inmobiliarias todos los chicos que trabajan son jóvenes de otras provincias de China que vienen a trabajar a la ciudad y ganar algo de dinero. Les pagan poquísimo y viven en casa compartidas con los compañeros de la misma oficina en condiciones que jamás imaginaríamos en un país desarrollado. Pero que para ellos es toda una oportunidad para ahorrar algo de dinero y dentro de un tiempo ir a sus respectivas provincias y labrarse allí otro futuro donde todo es mucho más barato que en Guangzhou.

Aprovechaba el fin de semana para ir con ella a ver muchos pisos. Uno tras otro. Algunos con unas vistas impresionantes. Hubo muchas curiosidades. Un piso que en vez de una cama tenía una cuna en una de las habitaciones, un bloque de pisos que no tenía planta 4º, 14º, 24º, 34º… porque el 4 es un número de mala suerte, otro piso que tenía la segunda habitación metida en el salón y tan solo separada por unos cristales, algo así como un gran hermano.

Ninguno me acabo de gustar por algún motivo u otro. Los españoles que había conocido hasta ahora me habían hablado de la New Town (la prospera y nueva área financiera de Cantón todavía inacabada).

Me la recomendaron porque los pisos allí eran nuevos, porque todavía no estaba acabada, seguían siendo muy baratos y porque mi oficina se iba a trasladar allí pronto a un rascacielos. El único inconveniente que tenía este barrio era la falta de comercios y restaurantes que ofrecía  Tian He. Vivian también me recomendó que buscara algo por allí que tal vez encontrara mejores cosas y más convenientes para mí.

Pedro me acompaño el domingo a ver pisos por New Town. Y la verdad que allí las cosas eran diferentes. Prácticamente nuevos, con muchas luz, alturas de vértigo, mas económicos si cabe que en Tian he y todos con su piscinita o gimnasio.

Esther fue la agente que nos enseño varios pisos. Pedro me comento que tal vez sería buena idea vivir los tres juntos. Esas tres semanas viviendo conmigo la verdad que le habían gustado. Nos llevábamos bien a pesar de ser muy diferentes pero éramos nuevos en la ciudad sin círculo de amigos todavía lo que se tradujo en una amable compañía entre nosotros. A mí no me parecía mal compartir piso los tres, se que podría permitirme pagar uno para mí solo y tener mi propio espacio pero siendo franco después de haber pasado los últimos siete años compartiendo piso con conocidos, desconocidos, chicas, chicos, gente de otros idiomas y nacionalidades ya estaba acostumbrado a convivir con gente. Así pues entre piso y piso llegamos a la conclusión que debíamos buscar pisos para tres personas.

Fue una semana agotadora, quedando con tres inmobiliarias a la vez, viendo pisos después del trabajo, de noche, largas esperas hasta que llegaba el otro agente con las llaves del piso. En fin una locura. Incluso mi jefa nos acompaño algún día para buscar casa también para ella que planeaba mudarse con el cambio de oficina.

Recuerdo que uno de los días Esther (la mejor agente de la comunidad western) cuando acabo la jornada me preguntó en inglés.

- Julio, ¿Puedo hacerte una pregunta? Se dirigió hacia mi mientras yo intuía una pregunta algo incomoda.

- Si claro- Respondí temblándome las piernas.

-¿Crees en dios? Preguntó.

¿Qué debía decir? ¿Sí, no? ¿Iba a ser un problema para que me ajustara el piso? ¿Me iba a tratar mejor si le daba una respuesta u otra? No lo sabía.

Sí. Pronuncié rotundamente.

- ¡Muy bien!-  Respondió Esther.

¡Coño! Dije yo. Una china cristiana. Esto no se encuentra todos los días. Lamentablemente esta era una cristiana acérrima que predicaba la palabra de dios incluso más que los curas e iba haciendo campaña a toda persona que conocía. Nos llamaba para recomendarnos rezar, nos invitaba a misa los domingos y comenzaba a ser un poquito pesada.

Pero bueno era una agente buenísima y la que mejores pisos tenía así que había que llevarse bien. Aunque lo mejor de todo es que aparentemente era muy cristiana. Lamentablemente puedo asegurar que es tan pecadora como el que más porque al fin y al cabo esto es un "pueblo" y todo se sabe. No lo voy a contar porque forma parte de la vida privada de otras personas y no soy nadie para entrometerme y mucho menos en cuestiones de fe.

Al final encontramos un hogar. Un precioso castillo blanco con sus tejaditos verdes de inspiración barroca. Allí estaba nuestra casa en el centro del un vasto ejercito de bloques custodiándola como si de la torre del homenaje se tratara. En un séptimos estaba la casa elegida. Un salón enorme con dos ventanales a cada lado para recibir la luz de la mañana y la tarde. Una cocina reformada, un baño bien aprovechando y una habitación pequeña pero muy acogedora la cual elegí para mí. En sus jardines hay una bonita fuente que une las tres entradas al recinto. Una piscina rodeada de varias estatuas de la diosa Venus se mi vestida y todo ello rodeado por un exuberante jardín propio de un palacio colonial.

Claro que no todo era color de rosa. Aunque esta vez no tenía gusanos en la ducha, si que tenía un colchón digno de mención. Era tan duro como una tabla, un autentico colchón hecho con las hebras que tiene la fruta del coco. Un colchón hecho de coco prensado y tan duro como una tabla. Ahora pensareis que bueno,…un colchón duro es mejor que uno blando. Si en eso estoy de acuerdo y esa es la teoría de los chinos. Pero imposible de dormir ahí.

Me tocaba pasearme por el Ikea e intentar encontrar un cartel amarillo que ofertara algo más mullido que poner sobre la cama. Pero lo peor de todo ya  había pasado. Por fin tenía casa.
Slideshow Report as Spam

Comments

luis angel on

me alegro de que valla todo bien,venga julito a cuidarse

maria navarro on

joder jul q casica no???????? como la de la otra vez eh????? jajajajaja. a la a seguir bien. besikos

Fernando F. on

Esta habitación es todo un lujo comparada con la de la primera vez en china eh! Bueno a seguir bien. Un abrazo

Julio on

Desde luego que nada tiene que ver con la primera vez verdad?

Para los que no leiste mi primera llegada a China os dejo el link de como era mi casa http://www.travelpod.com/travel-blog-entries/abside/china_2007/1189536060/tpod.html

jessi on

Hola julio. que tal estas ya he visto la casica que tienes ahora si que se tiene que estar agusto y vaya zona bonita no?. besos y nos vemos pronto

Erica on

Hola pequeño!!! ya veo que te va todo genial. Desde luego tu estas hecho para esto, porque yo me muero. A la que enseguida te va una visita española a verte. Un besico

Add Comment

Use this image in your site

Copy and paste this html: